Publicado el Deja un comentario

La incidencia de las emisiones electromagnéticas en nuestro entorno habitual

Efectos de las radiaciones electromagnéticas

Todos los organismos vivos que habitamos en este planeta, estamos inmersos en campos electromagnéticos de origen natural y artificial; aunque la vida en general y el ser humano en particular, ha evolucionado bajo la acción de radiaciones de origen natural procedentes de nuestro propio planeta, el sol y el resto de la galaxia.
En la actualidad, civilización es sinónimo de electricidad, comunicaciones eléctricas e inalámbricas, y los entornos
industriales y residenciales de los países desarrollados suelen tener un alto grado de electrificación. La energía eléctrica desarrolla un papel vital en las sociedades modernas.
Así pues en nuestros entornos urbanos y rurales encontramos gran variedad de líneas de distribución eléctrica, los
centros de transformación, las antenas de telefonía móvil ; así como en los espacios que habitamos nos encontramos rodeados permanentemente por instalaciones eléctricas, electrodomésticos y sistemas de comunicación inalámbricos.
El desarrollo exponencial de la comunicación inalámbrica en las últimas dos décadas ha tenido un crecimiento
exponencial y esta generado alarma social. Las radiaciones sobrecargan el espacio, incluso el espacio más íntimo, el residencial. Resulta difícil encontrar lugares expuestos sólo a la radiación natural. Actualmente, la alarma se incrementa por el despliegue de la tecnología 5G. Desde 2018 gran número de científicos están alertando sobre las consecuencias biológicas que tendría esta tecnología si se llega a implementar en todo su esplendor, no solo consecuencias sobre los seres vivos sino por las interacciones con el campo electromagnético de la tierra y su equilibrio atmosférico, lo cual puede poner en peligro la propia existencia.
El planteamiento de la compatibilidad electromagnética entre las tecnologías y los seres vivos, debería recibir, al
menos la misma atención que se le concede a la compatibilidad electromagnética entre aparatos electrónicos. Sientre ellos se producen interferencias, podríamos pensar que los seres vivos también son afectados por esas interferencias en sus procesos biológicos que como bien sabemos son de orden electroquímicos.
Existen organismos internacionales que se encargan del estudio de los efectos de las radiaciones no ionizantes sobre la salud, y recomiendan unos límites de exposición máximos, siendo estas recomendaciones no aceptadas por la totalidad de la comunidad científica, que responden con unos fundamentos y límites de exposición más restrictivos. El debate científico básicamente consiste en considerar sólo los efectos térmicos a corto plazo, o considerar los efectos no térmicos y de larga duración. En España tenemos en vigor el RD 1066/2001, que constituye una revisión de las Recomendaciones de la Comisión Internacional sobre Radiaciones No ionizantes, ICNIRP, 199; y el más reciente REAL DECRETO 229/2016 del 22 de julio, que sustancialmente sigue manteniendo los mismos límites de exposición que su predecesor, pues el criterio básico lo siguen marcando los efectos térmicos. En cualquier caso, los límites de exposición son muy elevados comparándolos con otros como las recomendaciones que surgen del Instituto de la Biología de la Construcción, o los informes Bioiniciative 2007, y 2012, que si están considerando todos los estudios referentes a los efecto no térmicos y de larga duración.
De este modo surge una necesidad de protección frente a las radiaciones electromagnéticas que deja de estar
relegado al ámbito hospitalario, militar o industrial para hacerse paso en el ámbito residencial de los ciudadanos.
Afortunadamente las interferencias electromagnéticas entre las tecnologías y los seres vivos se pueden resolver con las tarjetas de corrección de radiaciones de Balance Polar. Las tarjetas de corrección de radiaciones están basadas en la tecnología de las Superficies Selectivas en Frecuencia, (FSS), y resultan ser de un valor excepcional para la modificación del entorno electromagnético.
Las FSS, han sido estudiadas por muchos investigadores para una gran variedad de aplicaciones en microondas y
óptica. A menudo se utilizan como superficies dicroicas de antenas reflectoras en los sistemas de reutilización de
frecuencias, y han mostrado un gran potencial en aplicaciones de protección electromagnética de antenas (radomos), así como en otras aplicaciones en las que sus capacidades como filtro electromagnético puedan resultar de utilidad, por ejemplo en radio astronomía. La consideración de la transferencia de la tecnología (FSS) de las telecomunicaciones al campo del apantallamiento de radiaciones en espacios habitados es de gran interés.
Su comportamiento como filtro se puede controlar mediante el diseño de sus parámetros fundamentales: la dimensión y la geometría, la permisividad relativa del substrato y el espesor del mismo. Se ha comprobado como para ciertos casos es posible encontrar una combinación de formas que permita a la superficie ser transparente a la onda en una dirección y totalmente opaca en la dirección opuesta para una misma frecuencia. Esto sugiere el uso de este tipo de superficies en aplicaciones de aislamiento de frecuencias de transmisión y recepción o aplicaciones de protección electromagnética de antenas por ejemplo.

Cuando el electrón no absorbe la energía de la onda b), la onda se transmite. Cuando el electrón absorbe la
energía de la onda a), la onda no se transmite sino que se convierte en energía cinética, haciendo que el
electrón oscile.
Las tarjetas de corrección de radiaciones son FSS diseñadas para transformar el entorno electromagnético y crear
biocompatibilidad. El diseño de estas tarjetas es de Francisco Ríos Álvarez, creador de la Técnica Balance Polar
Electromagnético. Se utilizan sobre paramentos horizontales y verticales de un espacio para filtrar las radiaciones. La identificación de las tarjetas necesarias se realiza mediante radiestesia. También se pueden utilizar sobre las fuentes de emisión de radiación: teléfonos inalámbricos o electrodomésticos.

Ubicación de las tarjetas en un espacio. Fuente: http://oa.upm.es/41483

Este sistema de corrección de radiaciones basado en la tecnología de las Superficies Selectivas en Frecuencia, (FSS) ha resultado ser de un valor excepcional para la modificación del entorno electromagnético, como muestran las investigaciones realizadas en ETSAM –UPM en colaboración con laboratorios especializados.

“El uso de las tarjetas evitan que células de cáncer humano, de la línea NB69, se multipliquen en presencia de los campos magnéticos inducidos (B: 100 microteslas, 50 Hz, en un periodo de48H, exposición intermitente on /off cada 3h); e incluso reduce su proliferación muy por debajo de las células del grupo de control. De lo cual se deduce que, además de apantallar los campos más complicados a tal efecto, en presencia de las tarjetas, las células cancerosas no pueden proliferar, y muchas mueren.” Prueba piloto realizada en el Laboratorio de Bioelectromagnetismo del Hospital Universitario Ramón y Cajal.
Otras investigaciones muestran que cuando se exponen grupos de semillas protegidos con las tarjetas, a campos
electromagnéticos ambientales que podemos encontrar de forma habitual en oficinas, se observa que su crecimiento es mayor y con mejor aspecto que aquellos grupos no protegidos.

Muestra de crecimiento de semillas protegidas y sin protección


También se observa que cuando un frente de ondas de intensidad 1V/m, atraviesa una pared de 1,5×1,5 m con una
tarjeta de corrección de alta frecuencia, se produce una reducción del nivel de intensidad del campo en los valores que recomiendan las normas de la Biología de la Construcción (SBM-2008). Disminuyendo la intensidad del campo de valores fuertemente significativos a valores débilmente significativos.

Estudio de la reducción de incidencia del campo electromagnético con y sin tarjeta de protección.


Podríamos decir que los niveles de intensidad de campos electromagnéticos que recomiendan las normas de la Biología de la Construcción (SBM-2008), parecen ser compatibles electromagnéticamente con los seres vivos, con lo cual nos podrían estar marcando los estándares de la Biocompatibilidad.
Con las tarjetas de corrección de radiaciones de Balance Polar, tiene usted en sus manos la mejor herramienta para
crear espacios saludables para usted y los suyos, y seguir disfrutando de la tecnología de forma segura.

www.elorodelosandes.com
Fuente de imágenes: http://oa.upm.es/41483

Protéjase usted y su familia con las tarjetas para corrección de radiaciones en el hogar

Articulo
La incidencia de las emisiones electromagnéticas en nuestro entorno habitual
Nombre artículo
La incidencia de las emisiones electromagnéticas en nuestro entorno habitual
Descripción
Los aparatos eléctricos y electrónicos de los que nos rodeamos habitualmente emiten radiaciones que pueden ser dañinas para nuestra salud, aprende cómo protegerte de ellas.
Autor
Editor
El Oro de los Andes
Publisher Logo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.