ACEITES ESENCIALES

Aceites esemciales

Los aceites esenciales son compuestos químicos naturales procedentes directamente de plantas, raíces, flores, hojas, árboles, etc, Estos compuestos están muy concentrados y son muy aromáticos, no grasos, volátiles y ligeros. Los podemos utilizar como remedio casero en numerosas situaciones. Además, en la aromaterapia, los aceites esenciales son usados con fines terapéuticos.
Dependiendo de la especie, se calcula que un aceite esencial puede contener entre 50 a 300 compuestos químicos, los cuales pertenecen a los grupos de hidrocarburos terpénicos, alcoholes, aldehídos, cetonas, éteres, ésteres, compuestos fenólicos, fenilpropanoides, entre otros.
Hay tantos tipos de aceites esenciales como plantas de las que se pueden extraer. El proceso de creación de un aceite esencial es físico (destilación o extracción), no químico, con lo que se logra mantener las propiedades específicas de la planta de la que se obtiene. Para la creación de cualquier aceite esencial se requieren grandes cantidades de su materia prima, recogidas a mano en su mayoría, sobre todo cuando se trata de flores.

¿Cómo utilizar los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son sustancias muy concentradas por lo que siempre han de usarse diluidos en otras sustancias como aceites vegetales, agua o arcillas. Los beneficios de los aceites esenciales los podemos adquirir a través de: inhalación, directamente en la piel, o bien ingeridos.

1. Inhalación. Los aromas actúan en nuestro sistema límbico, regulando las emociones, la memoria, el hambre y los instintos. Usa un difusor o añade unas gotas de agua caliente al aceite para inhalar el vapor. Esta es una de las formas más seguras de hacer uso de los aceites.

2. En la piel. Conviene diluir los aceites esenciales en otros aceites o agua para aplicarlos en la piel, aunque algunos se pueden aplicar directamente sobre la piel, como el aceite de árbol de té. Los aceites esenciales hidratan y nutren en profundidad dejando un tacto aterciopelado sin sensación grasa en la piel. Si quieres regenerar la piel del rostro, puedes aplicar unas gotitas de aceite esencial en la frente, la barbilla, los pómulos y la nariz y extenderlas desde el interior hacia el exterior del rostro con movimientos descendentes. Para el resto del cuerpo, aplicando los aceites esenciales con masajes se estimula la microcirculación, favorece la desaparición de la celulitis, mejorar la elasticidad y la firmeza de la piel y elimina la sensación de piernas pesadas.

3. Ingeridos. Los aceites esenciales se pueden ingerir en forma de píldoras, aunque en este caso tiene que ser un especialista el que haga la prescripción y la posología. Los aceites esenciales de Natura Premium son en su gran mayoría comestibles.

Los Beneficios del uso de los aceites esenciales:

Al portar cada aceite las propiedades específicas de su planta de origen, encontramos diferentes utilidades. La mayoría de los aceites, en mayor o menor medida, actúan como: Antibióticos, Antiinflamatorios, Antisépticos, Regeneradores celulares, Relajantes, Tonificantes, etc.

Aquí tenéis toda nuestra gama de Aceites Esenciales

Mostrando todos los resultados 9

Mostrando todos los resultados 9